Conoce los costos indirectos de tus activos


El Leasing Operativo es la mejor inversión que puedes realizar para tu negocio.

Si eres el dueño de tu propia flota, debes tener más que claro los gastos y las responsabilidades administrativas que conlleva su mantención a lo largo del tiempo. Por cada vehículo en propiedad dispones de cierta cantidad de dinero para cubrir sus costos indirectos.

En cambio, si optas por arrendar vehículos a través de Leasing Operativo, estarás ahorrando tu capital humano y financiero. Es una alternativa de financiamiento más rentable si tomas en cuenta los servicios que incluye la cuota mensual. Es decir, la gestión de trámites y el pago de impuestos u otros gastos para asegurar su funcionamiento.

Pero, ¿cuáles son esos costos indirectos? En la tabla a continuación podrás ver en mayor detalle el desglose de aquellos gastos, teniendo como referencia un período de cuatro años.

La compra de una camioneta no sólo implica su valor total, sino que también todos los costos asociados a su mantenimiento. Estos se traducen en el pago del permiso de circulación, seguro obligatorio, revisión técnica, multas y arreglos.

 

Tomando en cuenta todos los gastos que implica tener un vehículo, un renting de cuatro años termina siendo más conveniente. Por lo tanto, esta forma de financiamiento resulta una excelente opción para las pequeñas y medianas empresas que necesitan disponer de una flota de vehículos sin tener que sacrificar su capacidad de crédito.

Contenido relacionado


Avatar

Menos gastos, menos riesgos, más rentabilidad

El Leasing Operativo es la fórmula perfecta que se adapta a tu negocio.

QUIERO SABER MÁS
Avatar

Leasing Operativo para Pymes

Las pequeñas y medianas empresas también pueden aprovechar las ventajas del renting

QUIERO SABER MÁS
Avatar

Ventajas del Leasing Operativo

¿Conoces las ventajas del leasing operativo de flotas?

QUIERO SABER MÁS