TCO


Descubre los costos ocultos que implica tener un vehículo en propiedad.

¿Qué es lo primero en que te fijas cuando compras algo? De seguro la respuesta es el precio, ya que, este dato nos permite saber si nos conviene adquirirlo o si podemos costearlo. Muy pocas veces nos fijamos en sus costos asociados o si la inversión es rentable a largo plazo.

Un concepto que grafica esta situación es el TCO (Total Cost of Ownership) o Costo Total de Propiedad. Es una herramienta que le permite conocer a las empresas el verdadero costo de producción de los productos que adquieren.

Refleja no sólo el valor de la compra, sino que también aspectos de su uso y mantenimiento. Este análisis permite descubrir los costos ocultos que podrían quedar fuera del proceso de adquisición.

El modelo TCO es muy usado en la industria automovilística, ya que implica el costo de tener un vehículo, incluyendo la compra, la gasolina, los gastos de mantenimiento y su posterior venta como usado. Estos costos indirectos se encuentran ocultos y suelen ser mucho mayores que los costos que podemos ver, tal cual como la forma de un iceberg.

En ese contexto, resulta más conveniente contratar un Leasing Operativo, donde por una cuota mensual puedes contar con el vehículo enfocándote en la administración propia de tu negocio, dejando que nosotros nos encarguemos de la administración de la flota y de los costos directos e indirectos asociados.

Contenido relacionado


Avatar

Cómo elegir un leasing operativo

Infórmate de los pasos a seguir para contratar tu flota.

QUIERO SABER MÁS
Avatar

Menos gastos, menos riesgos, más rentabilidad

El Leasing Operativo es la fórmula perfecta que se adapta a tu negocio.

QUIERO SABER MÁS
Avatar

Conoce los costos indirectos de tus activos

El Leasing Operativo es la mejor inversión que puedes realizar para tu negocio.

QUIERO SABER MÁS